VTA tiene la obligación legal, de conformidad con la Ley de Estadounidenses con Discapacidades Físicas (Americans with Disability Act), de proporcionar servicios de paratransporte dentro de ¾ de milla de una ruta de transporte mientras dicha ruta está en funcionamiento. VTA excede este requisito proporcionando servicios de paratransporte a una ubicación específica dentro de una distancia de 1 ¾ millas de una ruta de tránsito, aunque lo hace a una tarifa superior. De conformidad con la política actual de paratransporte de VTA, cambiar la forma de la red de transporte afectaría el acceso al servicio de paratransporte o modificaría el precio del servicio del paratransporte para algunos usuarios.

El personal de VTA ha recomendado actualizar la política de paratransporte para garantizar que ningún usuario actual en el condado de Santa Clara sufra un impacto negativo. Los detalles específicos de esta política se desarrollarán en forma conjunta con el Comité para el Acceso al Transporte Público de VTA a principios de 2017.

Los cambios propuestos en el plan preliminar Next Network podrían mejorar el servicio de paratransporte ya que un aumento de las horas de servicio y del servicio en fines de semana significaría que el servicio de paratransporte estaría disponible durante más horas o más días de la semana para algunos lugares.

Con la extensión de BART al condado de Santa Clara en el otoño de 2017, VTA dejará de ofrecer servicios en las rutas de autobús express 120, 140, 180 y 181 hacia la estación de BART Fremont. De la misma manera, VTA dejará de proporcionar servicios de paratransporte en el condado de Alameda después de que se inaugure la extensión de BART. Las personas que viajan entre el condado de Alameda y el condado de Santa Clara harán trasbordo cerca de la frontera del condado entre el paratransporte de East Bay y el paratransporte de Access.