En noviembre de 2016, los votantes del condado de Santa Clara aprobaron la Ley B (Measure B), que proporcionará fondos para nueve categorías de mejoras del transporte. Se estima que $500 millones estarán disponibles para operaciones de transporte a lo largo de los próximos 30 años ($16.7 millones por año) y que podrán utilizarse de las siguientes maneras:

  • Expandir los servicios de movilidad y los programas de tarifas accesibles para personas mayores, personas con discapacidades, estudiantes y pasajeros con bajos ingresos.
  • Mejorar la red principal de autobuses frecuentes.
  • Mejorar las instalaciones en las paradas de autobuses para aumentar la seguridad y el acceso.
  • Apoyar nuevos e innovadores modelos de servicio de transporte para resolver los problemas de conexión de la primera/última milla.

La Junta Directiva de VTA decidirá cuánto gastar en cada uno de estos aspectos a principios de 2017. Si la Junta aprueba los fondos para mejorar la red principal de autobuses o para apoyar nuevos e innovadores modelos de servicio de transporte, estos fondos adicionales se incluirán en el plan final de Next Network.