Las áreas para las que se proponen disminuciones o discontinuaciones del servicio de transporte generalmente son áreas de baja densidad con patrones de desarrollo urbano orientado hacia el uso de automóviles. Estas áreas presentan dificultades en la provisión de un servicio con transporte de rutas fijas, porque los posibles pasajeros se encuentran alejados, y los autobuses solo pueden brindar servicios a las personas que se encuentran a una distancia corta de una parada de autobuses. Las rutas fijas no son una solución eficiente para este patrón de desarrollo urbano.

VTA está explorando modelos de servicio que sean más compatibles con estos tipos de lugares. Entre estos se incluyen los aportes a los programas de autobús de enlace shuttle de la ciudad y los subsidios de los viajes realizados mediante servicios a demanda. Ambas opciones pueden proporcionar movilidad a un costo más bajo para VTA que proporcionar un servicio de ruta fija en algunos casos. La última opción permite que los viajeros realicen viajes directos, puerta a puerta, según su conveniencia, lo cual puede ser preferible a viajar mediante transporte de ruta fija.

La Junta Directiva de VTA tomará en consideración las recomendaciones del estudio de conectividad central a principios de 2017.